Blogia
Diario de un poeta frustrado

LLEVENME A LA CIUDAD PARAISO

LLEVENME A LA CIUDAD PARAISO Dónde las mujeres eran hermosas y el prado es verde. Y es hermosa una mujer tendida sobre un prado verde, o una mujer verde y un prado hermoso. La ciudad paraíso, el lugar donde todos mis sueños se harían realidad, dónde una mujer hermosa se derretiría por mis sutiles conocimientos infinitamente inútiles. La ciudad donde al decir que afelio era una persona de genero masculino que tiene el asunto de la religión ya bien decidido, una chica como de mi edad, con el cabello castaño y una voz dulce (Una risa cantarina seria bueno) me dijera delante de todas las personas alrededor de nosotros que después de eso ya nada volvería a ser lo mismo en su vida que me necesitaba con ella, que YO debía ser el hombre de su vida.

Realidad: afelio es algo que en el momento no logro recordar, tiene algo que ver con el eje de la tierra y el movimiento de translación. Más realidad: a la mujer que le dije mi personal consideración de afelio, me dijo - que divertido-, y jamás la volví a ver. Triste realidad: la única mujer que se me declaró en público es inaceptable, estéticamente hablando, como compañera sentimental.

Llegue a la ciudad paraíso huyendo y buscando, huía de mi pasado, y buscaba a alguien que cuadrara perfectamente en mi idea de felicidad. Siempre me siento en los pasillos esperando conocer a alguien que prefiera las ventanas, a mi me gustan las ventanas y los descansillos de las escaleras. Soy libra, busco a mi alma gemela, hay poco más que decir de mí.

Cuando llegue a ciudad paraíso, me moví como siempre lo hecho, por lo más profundo del estanque, no me gusta que me vean llegar. Olvidé a todas las personas de Ciudad Imbecil, y me dediqué a disfrutar mi recién adquirida libertad. Y obviamente a buscarla a ella. Hola, mi nombre es Raúl Padrón y quiero borrar a Britney Spears. Mi mujer perfecta es difícil de describir. Las hay que me gustan por su actitud rebelde (Lilith); las hay más bien dulces por dentro pero como desagrables por fuera (Pandora); las que me gustan y se comportan como mi madre (Eva), y las que me gustan por lo que me ofrecen vivir (Mariposa/sirena).

Britney es un ser que me asusta, cuando empece a estudiar en la universidad tuve un sueño con ella. Estaba en un hotel con ella antes de un concierto, y estabamos hablando sobre sus canciones, sobre lo que ella sentia en el fondo de su alma. Me di cuenta de que estaba soñando con britney y desperté rapidamente para impedir que el sueño continuara. Ya estando despierto con los ojos abiertos mirando por la ventana sentí remordimiento de conciencia y me volvi a dormir. Soñé con britney de nuevo, pero esta vez ella no queria cantar porque yo la habia abandonado, cuando nos encontramos , ella sonrió y empezó el concierto. Ese dia me desperté feliz, como me pasa cuando estoy enamorado. A veces pienso que desde ese dia ella me ha estado robando el cerebro, ya no soy tan genial como en aquella época y eso de casarse con una amiga para separarse unas cuantas horas despues se me ocurrió a mí primero. Lo más raro es creo que la quiero.

Me gusta leer, me lleno de conocimientos por dos razones principales: me gusta saber cosas que otras personas no saben, y me gustaría algún día conocer a alguien que me admire y a pesar de eso quiera tener algo conmigo.

Tragos, vino, champaña, probablemente un quinceañero, algo de ron. Creo que hubo algo de whisky de por medio, Lilith había bebido demasiado, nos quería a todos; sentada en una silla, en la parte de afuera de una casa, repartía sus afectos. Yo bebía de manera desenfrenada en aquella época, siempre lo he hecho, tomo en tragos largos y sin respirar. Me acerque a ella y me dijo que me admiraba, que yo era un teso, yo era la mondá. Más tragos, ella se quería ir. Tropezó, intenté ayudarla a levantarse y él se burlaba, lo tiré al suelo, lo ahorque viendo su cara de sorpresa, su cara cambió de colores, miré arriba y los amigos de él se reían. Mi primo me detuvo, yo lo habría matado. Mi primo me llevó a su casa, me encerró y me volé por la ventana para ver a Lilith marcharse, no recuerdo haberla visto irse.

El lunes no recordaba nada, yo sólo recordaba una y otra vez ese -te admiro- que ella me había dirigido, aun hoy me pregunto por qué me dolió tanto una frase que tenía como intención ser un halago.

Lilith orinó un par de gotas en la caneca de la basura. Yo estaba acostado en el suelo al frente de ella. Tenía un lindo cuco. Las Lilith siempre fueron rebeldes, y por eso me gustan, son un reto.

En la ciudad paraíso conocí los cuenteros, en la ciudad paraíso escribí más que en otros momentos de mi vida, en la ciudad paraíso, supe que en mundo era mucho más pequeño de lo que nos lo muestran. El mundo es para comérselo, TIERRA , yo siempre estaré en la T, en la E está Elissa. Ella está en El Salvador, nuestra amistad es mayormente virtual, a veces me pregunto si ella es algo mas que una ilusión de mi cerebro, o un robot dialogador creado por alguna entidad maligna que nos impide hablar con otras personas reales. Pero allí sigue ella, una noche soñó conmigo. Su mamá la estaba llamando, la casa estaba limpia, alguien hacía comida en la cocina, olía delicioso, casi contra su voluntad la montaron a un carro azul cielo, que se deslizaba por las carreteras de San Salvador sin encontrar el más pequeño hueco en la carretera, y sin disminuir la velocidad. Llegaron al aeropuerto y ella sabía que alguien debía llegar, pero no sabía a quien esperaban. - El vuelo 5048 proveniente de Colombia acaba de aterrizar --. Entonces supo que yo había llegado. Escuchó una voz que preguntaba por Elissa, corrió hacia ella, y era un hombre con cabeza de monitor y manos de teclado.

En la A, de asía tengo una amiga, angelical. Es una muchacha dulce con quien adoraba conversar en esa pequeña franja de tiempo entre las 8 de la noche y las 10: 30, hora en que mis conversatorios con Elissa solía comenzar. Yo le decía:-hola mujer...- y ella me respondía:- hola... zuelo-. La conocí una tarde en que un amigo me dijo que quería presentarme a alguien, ese día me bañe durante más de media hora, me vestí con mis mejores ropas, practique mi cara de cachorro perdido, y hasta me rocié un poco de perfume.2:30 PM, 35 grados centígrados, al pie de un puente, bajo el sol, nos encontramos los tres, ella me dijo buenas tardes, yo le respondí con la mejor de mis sonrisas, ella propuso que comiéramos pudín, los dos sujetos masculinos estuvimos de acuerdo.- A que no adivinas quien es su novio- me dijo él. Sueños rotos, un pequeño dulce vacío en el estomago y eso fue todo.

En la A, de Angelical esta ella, la mujer que escribe manga, sueña con circuitos complicados y definitivamente una de las pocas mujeres que es capaz de estimularme intelectualmente. A veces mientras hablaba con ella sentía que mis ojos estaba fijos en un lugar mas allá de la pantalla, que mi mente abarcaba cosas mas allá de este mundo, y que todo yo era más que un empaque de carne, huesos y músculos para mi cerebro.

De T a E y de T a A, eso es el mundo: una TETA. Las tetas deben tener un tamaño preciso. ¿Tu talla es 32b o 32a?. Teta que cubre la mano no es teta sino grano, pero teta que a la mano cubre no es teta sino ubre.

Pandora tenía senos grandes, no eran tetas, y no eran realmente gigantescos, pero seguro no hubieran cabido en mi mano, a veces mientras ella hacia otras cosas, yo miraba sus senos e intentaba imaginarlos sin nada que los ocultara. De colores claros, redondos y sólo un poco afectados por la gravedad, a pesar de su tamaño debían ser mayormente firmes, unos pezones con una punta pequeña y un color intermedio. Pero de ella lo que más me gustaba era los ojos, cada ojo era un recordatorio de Dios. Eran castaños, tenían algo de miel en la mirada. Y cuando ella me miraba, y yo los miraba a ellos, sabia que el tiempo había dejado de existir para mí durante esos breves segundos. El pasado no importaba, el futuro no existía, y el presente era solo esos ojos, y la voz de ella, y ese leve juego de coqueteo entre ambos.

En la ciudad paraíso hice amigos. Siempre he tenido mas amigas que amigos, eso me preocupa un poco. Eliana por ejemplo es una buena muchacha, es trabajadora, enérgica, divertida, le gusta pensar las cosas al menos un poco, y disfruta lastimando a Felipe hasta un nivel aceptable. Susie es un caso aparte en mi vida, la conocí siendo muy pequeño porque ella y su hermano pasaban bastante tiempo en la casa de su abuela. La olvidé. La reencontré en bogota, e intenté ser su amigo. ¿a las mujeres les desagrada que uno este allí para ellas?. Siempre está ocupada con otras cosas, nunca he podido conversar con ella como debería hacerse, nuestras conversaciones mas largas se dieron en el interior de un autobús en el recorrido hasta su casa, unas 20 calles (15 minutos, máximo), a veces la quiero y la considero una Pandora, otras veces me parece una Sirena. A Susie le gustan los hombres inteligentes, guapos y divertidos. Susie es tierna a veces, me llama para decirme que me vio contando y le pareció fabuloso. A veces me invita al cumpleaños de una amiga, y se olvida del mío dos días antes. A veces la llamo, pero nunca he podido hablar con ella de una manera decente.

En ciudad paraíso aún no he encontrado el amor, pero lo busco de manera incansable, en los buses de transmilenio, en las clases de la universidad, en los parques en que me siento a pensar, en las cafeterías, en los buses, en las ventanas de las rutas que usualmente recorro a pie, en las ventanas de las nuevas rutas, en mi imaginación, a veces no creo que el amor exista y decido inventarlo.

Entonces, un día convencí a mis amigos cuenteros de ir a practicar al parque nacional, era martes si no recuerdo mal. Mientras yo estaba contando empezaron a llegar personas, en ciudad paraíso no es raro que eso suceda, cuando terminé de contar habían quizás diez personas más en el publico. Me pidieron, mi amigos, que contara otro, conté otro cuento y terminé dándole la bienvenida al amable público al martes de cuento en el parque nacional.

A las 6 solo quedábamos 2 o 3 cuenteros en el parque, hablábamos y hablábamos. Una simpática muchacha se acercó a nosotros, nos preguntó si éramos los cuenteros que habíamos hecho el martes del cuento en el parque nacional. Se sentó a nuestro lado y nos dijo que le parecía fabuloso que existieran personas como nosotros en este mundo. Nos dijo que siempre había soñado con un hombre que le contara cuentos después de tener sexo, los cuenteros me miraron, yo puse mi mejor sonrisa. Ella se rió. Buena señal, creo... Fuimos a cine ese viernes, luego comimos en el corral, la acompañé hasta su edificio y de allí tomé un bus. Cualesunombre tenía carro. ¿No es raro invitar a salir a una mujer cuando es ella la que maneja? Salimos un par de veces más. Una noche de viernes entré a su apartamento, hacía un frío de los mil demonios. Me presentó a su compañera. Él es Cheo, es cuentero, y esta noche se va a acostar conmigo. Creo que su amiga sonrió y me dijo: -suerte-.

Después del sexo quería que le contaran cuentos, me sentía sucio. A decir verdad, no es que no me agrade la idea de sexo y luego cuentos, pero tarde o temprano me aburrí de tener que narrar historias, de tener que aprender historias una y otra vez, así que le pedí que escogiera entre: yo, real, completo, loco; y yo, cuentero. No creo haberle dado tiempo de pensarlo, me fui enseguida. Ella tenía carro, era un automóvil verde pastoso, no era realmente bonito, pero servia. Ella era interesante.

Eva se quedó en Ciudad Imbecil, al lado de su novio, quien no es un imbecil.. Eva un día llegó a mi casa de improviso mientras yo aun residia en Ciudad Imbecil. Me dijo que había probado algo totalmente delicioso, y quería que yo lo probara. Llevaba entre sus manos un shawarma (sándwich árabe) que acababa de comprar solo para mí, se sentó en una mecedora, y me miró sonriente mientras yo examinaba el extraño platillo. -ya comí - le dije, - me lo como mas tarde- le dije. Eva hace que yo haga lo que ella quiera. -Cómetelo- me dijo, lo mordí, ambrosía y néctar brotaban de el pan árabe. Shawarma; amor a primer mordisco. Ella me miraba sonriente adivinando mis pensamientos. Ella sería perfecta para ti si no tuviera novio. Eva me espera cada vez que regreso a Ciudad Imbecil, a muchas personas les parece apenas normal que me llevara un Shawarma a mi casa, para mí fue especial.

A Eva le gustan las palabras, y era amiga de Pandora. Ella me agrada, pero podría irte mucho mejor estás obsesionado con una mujer que no te merece. Aun a veces pienso en Pandora y Eva lo sabe.

El novio de Eva cumplió años hace poco, y yo por ser buen amigo de ambos fui a felicitarlo, me senté con ex compañeros del colegio, con aquellos con los que vale la pena cruzar mas de tres frases. Me tomé un par de cervezas. Escuché que un carro llegaba. Una mujer con tacones subía las escaleras, podría haber sido un hombre con tacones también. Pandora, hermosa como nunca. Felicitó al cumplimentado, se dirigió al lugar donde yo estaba sentado y me miró como en los viejos tiempos. Sonrió y dijo algo que no recuerdo, bajó las escaleras y se desapareció entre la tarde y el atardecer. En el taxi que compartí con Eva ella me dijo: - estas raro, ¿es por ella verdad?-. Quise decirle que no, pero a Eva no puedo mentirle.

Pandora se marchó. Todas las mujeres en mi vida se han terminado yendo más tarde o más temprano de mí. Generalmente mis conversaciones con ellas comienzan por explicarles lo elusivo que suelo ser, y decirles que tal vez una mañana se levantaran y no tendran absolutamente nada mio, que habré desaparecido de sus vidas como un fantasma, como un sueño, y no sabran si en realidad existí. Pero que por otra parte yo jamas tendre nada de ellas, ningun souvenir del tiempo que compartimos. Soy un fantasma, una ilusión de tu mente, un espejismo para satisfacer tu necesidad de compañia. Teresa Bryant es el gran fantasma de mi existencia, su verdadero nombre es Teresa Ramos o eso me dijo. Antes de conocer a Elissa, antes siquiera de soñar con la existencia de Elissa, existió Teresita. En esa ésa epoca escribía el guion para una serie de anime llamada Humgels, hablaba con ella durante horas en las noches, le contaba historias que se golpeaban contra los bordes de mi cabeza, y ella era una Humgel especial para mí, su nombre Exbelah. Ella tenía un amigo que la consideraba la salvadora de su vida, para mí ella era la luna. Eres la luna a la cual extendo mis ramas de arbol cansado, y deja que sea yo tu poeta, tu loco, el lobo que te aulle cuando estés feliz. Un dia le escribí un mail y nunca me lo contestó, despues de un mes en que le escribí varios mensajes, su cuenta fue borrada de Hotmail. Hace poco la volví a encontrar en su messenger, la saludé y no me reconoció. A veces siento que nunca hablé en realidad con ella. Ella es mi mayor fantasma.

Todo en mi vida se termina resolviendo en un plano sentimental. Los libras pasamos toda la vida buscando a la persona adecuada con la cual compartir las dudas y no las certezas. Estoy obsesionado no con las personas reales, sino con las personas que creo que son las personas reales. Una mujer perfecta esta hecha de sombras. Jamás me contentaría con menos que la perfección, si es que tal cosa existe.
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres.

0 comentarios

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres